jueves, 3 de febrero de 2011

En busca de un imposible

Siempre lo he dicho y lo repetiré hasta que mis labios estén secos y mi voz se confunda con el sonido del viento, un anhelo es lo que quiero aunque éste se convierta en un sueño.

Quiero alguien que no tema a los espacios de silencio, en los cuales se dejan de arrojar palabras sin sentido y destino al aire, y todo se basa en un juego de miradas.

Alguien que no necesite una respuesta y entienda todo por medio de una sonrisa.

Alguien que entienda que sin colores la vida perdería esencia y belleza.

Alguien que pueda entender que una puerta no es un simple pedazo de madera, sino un ser inanimado que ha visto cientos de historias frente a él. Un ser que esconde un secreto detrás de si mismo.

Alguien que pueda ver el cielo y encuentre las estrellas a pesar de las nubes sobre ellas.

Alguien que sienta con las manos y con los gestos, en lugar de con los sentidos.

Alguien que no pueda tener una conversación que prescinda del hecho de ver al oyente a los ojos.

Alguien cuyas manos cuenten una historia por medio de lineas y curvas talladas en las palmas.

Alguien que sienta pasión por su propia vida.

Alguien que en un suspiro pueda interpretar el concepto del universo.

Alguien que sienta los colores de la música en cada nota.

Alguien que pueda ser admirado y no tenga miedo de admirar.

Alguien con quien el espacio vital e incluso la piel sobre entre los cuerpos.

Alguien que me quite el sueño.

Alguien que haga que todos mis días sean amarillos.

Alguien que pueda apreciar las estructuras de una construcción o el color de la naturaleza.

Alguien que entienda la diferencia entre un instante, un momento y todo lo que involucra el tiempo.



(Ahhhh y como si yo fuera la princesa de no sé que... not)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...